HI70640LHI70640L

Solución limpieza electrodos para depósitos de leche, HANNA

36,0045,00

HI70640L es una solución de limpieza altamente efectiva especialmente formulada para usarse con electrodos de pH recubiertos con depósitos de leche.

Los electrodos se ensucian por el uso y producirán resultados inexactos incluso si se leen correctamente en un tampón de pH. Las soluciones de limpieza de HANNA eliminan las impurezas y los residuos que quedan en las superficies de los electrodos cuando se sumergen en las muestras durante la medición o cuando se almacenan incorrectamente.

Todas las soluciones de limpieza vienen en una botella hermética con sello a prueba de manipulaciones para garantizar la calidad y la frescura. En la botella se marca un número de lote y una fecha de vencimiento.

Disponible en:

HI70640L: botella 500 ml

HI700640P: Sobres individuales de 20 ml en paquetes de 25

SKU: HANNA.HI700640P Categoría:

Descripción

Filters Sort results
Reset Apply
Referencia
Disp
Producto
Env
Precio
Su Precio
HI700640P
Bajo pedido. Consultar plazo entrega.

Solución limpieza electrodos para depósitos de leche, 25 sobres de 20 ml

1
45,00
Max:
Min: 1
Step: 1
HI70640L
Bajo pedido. Consultar plazo entrega.

Solución limpieza electrodos para depósitos de leche, 500 ml

1
36,00
Max:
Min: 1
Step: 1

Información del producto

La causa más común de inexactitudes en la medición del pH es un electrodo sucio. Es muy importante tener en cuenta que, durante la calibración, el instrumento asume que el electrodo está limpio y que la curva de estandarización creada durante el proceso de calibración seguirá siendo una referencia válida hasta la próxima calibración. Los medidores de pH en el mercado actual permitirán un voltaje de compensación de aproximadamente ± 60 mV. La desviación de 0 mV no es inusual, pero lo ideal es que no sea superior a ± 30 mV. El proceso de calibración compensa el cambio en el voltaje. Si la desviación de mV continúa desviándose y el medidor se calibra con un electrodo sucio, se producirán lecturas inexactas.

 width=

La limpieza es una rutina rápida y efectiva que debe realizarse de forma regular como medida preventiva contra el uso de un electrodo sucio y para garantizar que la unión no esté obstruida. Simplemente sumergiendo el electrodo en la solución de limpieza HI7061M durante 15 a 20 minutos, se disolverán los depósitos minerales u otros recubrimientos.

Frasco con sello hermético.

  • Asegura calidad y frescura de solución.

Cada frasco está marcado con número de lote y fecha de vencimiento.

  • Las soluciones de limpieza de Hanna están especialmente formuladas para que tengan una caducidad de 5 años a partir de la fecha fabricación. Esto solo aplica para un frasco sin abrir.